27/08/2021

101 anos de la Radio: La historia acústica de nuestra gente

Las radios comunitarias somos el testimonio sonoro de un territorio. Somos la historia desde quienes la protagonizan. La capacidad de contrarrestar el discurso hegemónico, y el semillero de experimentación.


Las radios somos el testimonio sonoro de un territorio, la historia acústica de su gente. Es parte de cada una de nuestras vidas, de un modo propio e inigualable, como el recuerdo del olor a tostadas en la cocina, con la radio de fondo, en nuestra infancia.

En estos 101 años de radio hemos atravesado cambios de paradigmas, de políticas nacionales e internacionales, de visiones diversas del mundo, de estilos de música y de ropa, de aparatos de radio y de aplicaciones en celulares. Hemos relatado mundiales, compartido noticias y novedades. Hemos puesto al aire el sonido de la época.

Las radios comunitarias somos parte fundamental de esta historia. Con la convicción del trabajo autogestivo y la autonomía para el desarrollo de nuestros proyectos comunitarios y transformadores, de compartir en vez de competir y de estar movilizadas por el deseo, la pasión y la convicción profunda en lo que hacemos.
Somos la historia desde quienes la protagonizan, la capacidad de contrarrestar el discurso hegemónico, el semillero de experimentación y el patio de juegos. Trabajamos en un tiempo propio, con nuestros acentos, expresiones y noticias producidas y pensadas de manera local, sin descuidar la calidad.

En estos 101 años de radio, hemos tenido grandes avances para garantizar el derecho humano a la comunicación, para garantizar la libertad de expresión y los medios comunitarios, alternativos, populares y libres. Valoramos cada uno de ellos. Aun así, todavía falta.

  • Valoramos la LSCA, a más de 10 años de su sanción, gran avance a nivel nacional y ejemplo internacional en políticas de comunicación. Todavía falta aplicarla en su totalidad.
  • Valoramos los concursos simplificados para acceder a licencias y todas las iniciativas que desde el Estado acompañan la creación de nuevos medios. Todavía faltan los concursos para acceder a licencias comunitarias en zonas de conflicto. Y todavía falta el plan técnico.
  • Valoramos que un 33% del espectro esté reservado para emisoras sin fines de lucro. Todavía falta que se especifique que es una reserva para emisoras comunitarias, ya que no es lo mismo. Y sobre todo, todavía falta que se aplique.
  • Valoramos que haya un artículo de la LSCA garantizando el financiamiento de los medios de comunicación de pueblos originarios. Todavía falta que se ejecute de manera plena, poniendo a disposición todas las herramientas que el mismo artículo enumera.
  • Valoramos que se realicen los FOMECAS, gran fuente de financiamiento para medios sin fines de lucro. Todavía falta que se abran todos los concursos todos los años (como dice la ley) y que se cobren en tiempo y forma. Y que se puedan realizar los trámites de manera simple, clara y eficiente.
  • Valoramos los espacios como el desaparecido COFECA. Todavía falta sumar de manera vinculante la participación de todas las redes de medios comunitarios en las políticas públicas.
    Valoramos la pauta oficial. Todavía falta una distribución justa, para que todos los medios comunitarios podamos acceder de manera simple y sin que se dependa del Gobierno de turno.
  • Valoramos los avances en la pluralidad y diversidad de voces, en representaciones mediáticas y en pluralidad de agenda. Todavía falta poder garantizarla, poniendo todas las herramientas necesarias para nuestra sostenibilidad.
  • Valoramos las diferencias en política de comunicación del Gobierno actual con respecto al macrismo y su modificación de la ley mediante decretos. Todavía falta devolverle a la ley el espíritu democrático con el que nació.
  • Valoramos los avances en reconocer el trabajo de lxs comunicadorxs de nuestros medios como esencial y parte de la economía popular, pero en función de haber resultado, en términos de cantidad de personas, la segunda rama de actividad dentro del ReNatep, creemos que faltan políticas públicas orientadas a terminar con la precariedad de nuestros trabajos.
  • Valoramos el gran rol de comunicación que los medios comunitarios tenemos durante la pandemia, compartiendo información chequeada de manera responsable. Todavía faltan políticas de Estado acordes y más herramientas a disposición para que nuestra sostenibilidad no sea un malabar constante.

En estos primeros 101 años de radio, Amarc Argentina brinda por seguir avanzando, por el derecho a la comunicación, la libertad de expresión y el amor a la radio.

¡Salud!

Amarc Argentina
Asociación Mundial de Radios Comunitarias


PROGRAMA: Radio Sur VIVE

NOTICIAS RELACIONADAS

05/08/2021 | Noticias

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual es efectiva e imprescindible


28/07/2021 | Noticias

El derecho a la comunicación y las decisiones políticas